20.4 C
Miami
domingo, junio 26, 2022

Profesor cubano cuenta su experiencia durante 24 horas de arresto

Pedro Albert Sánchez, el profesor de física arrestado durante 24 horas en La Habana por convocar a la población en las redes sociales a realizar una marcha pacífica, dijo al portal digital CubaNet que fue interrogado por turnos durante varias horas, y por distintos oficiales, en la sexta unidad de la policía de Marianao.

Aunque afirma que no recibió amenazas “como tales” por parte de los interrogadores, Sánchez reconoce que hubo varios altercados, y cuenta haberle dicho a uno de los oficiales que “no me interesaba rendirle información, porque yo no le rendía información a la injusticia”.

El profesor relata que en lo que más insistían los agentes era en saber las causas que lo habían impulsado a convocar esa marcha de carácter pacífico para este 24 de diciembre, a lo cual, dice, les respondió: “Esto es una acumulación de remordimientos, primero y de resentimientos, después”.

“Toda esa gama de sufrimiento de 64 años de existencia fue ya como el vino que se fermenta y lo que ha quedado es amor al prójimo”, agregó Sánchez.

Durante la entrevista con CubaNet, Sánchez aseguró no tener un proyecto político porque carece de preparación para ello, y recalcó que tampoco está interesado en prepararse para ejercer como político porque “no tengo edad para ponerme a prepararme y convertirme en político”.

Más adelante, relata que uno de los oficiales le presentó para ser firmada una declaración en la que se le imputaba el delito de “convocar a manifestaciones en la calle en contra del proceso revolucionario cubano, lo cual se negó a aceptar.

“Eso yo no lo voy a firmar, porque no es en contra del proceso revolucionario cubano, es en contra de las cosas mal hechas del proceso revolucionario cubano”, respondió.

Sánchez manifestó su disposición a continuar haciendo lo mismo porque, asegura, no le interesa lo que el régimen pueda hacer en su contra y su confesión de sentirse marcado por los mítines de repudio durante el éxodo del Mariel, cuya práctica, se lamenta, ha sido revigorizada en los últimos meses.

En opinión del profesor, esos mítines de repudio no son más que “terrorismo de Estado”. Sánchez aseguró que le dijo al oficial interrogador que no estaba interesado ni siquiera en que le llevaran a juicio.

“A mí no me hagan juicio. A mí me llevan directo para donde yo vaya a cumplir los años que vaya a cumplir”, y agregó: “Y búsquenme un borrador y una tiza para dar clases allí de matemática, física y dignidad”.

MÁS NOTICIAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí