20.4 C
Miami
domingo, junio 26, 2022

El gobierno de China quiere silencio

Las autoridades chinas han intensificado las detenciones arbitrarias de periodistas y activistas que informan sobre la pandemia de Covid-19 y otros problemas, o que critican al gobierno, denunció la organización Human Rights Watch, HRW.

“Desde los primeros días de diciembre, las autoridades han llevado a cabo detenciones de periodistas y activistas sin proporcionar ninguna información creíble que sugiera que estas personas han cometido delitos legalmente reconocibles”, precisó HRW.

“Deberían retirar todos los cargos infundados y poner en libertad de forma inmediata e incondicional a los detenidos injustamente”, aseveró la organización pro derechos humanos.

«El gobierno chino parece no haber aprendido nada de su represión de información después del brote de Covid-19», dijo Yaqiu Wang, investigador de China de Human Rights Watch. «Detener a periodistas y activistas no hará desaparecer los problemas reales de China».

Algunos casos

El 3 de diciembre, la policía de Zhuzhou, detuvo al activista Ou Biaofeng, de 40 años, acusándolo de «provocar peleas y problemas» en virtud del artículo 293 del código penal de China. La condena conlleva una pena de hasta cinco años de prisión. Ou ha sido un crítico abierto del gobierno chino y recientemente expresó su apoyo a Dong Yaoqiong, quien estuvo en un hospital psiquiátrico durante más de un año después de que salpicó con tinta un cartel del presidente Xi Jinping en 2018.

Las autoridades de Beijing detuvieron a Haze Fan, periodista de la oficina de Bloomberg News en Beijing, bajo sospecha de poner en peligro la seguridad nacional.

A principios de este año, el gobierno expulsó a una docena de periodistas extranjeros y detuvo a Cheng Lei, un periodista australiano empleado en una organización de medios estatales chinos.

El 16 de diciembre, la policía de Beijing detuvo a Du Bin, de 48 años, un periodista que trabajó como fotógrafo independiente para el diario The New York Times, bajo sospecha de «buscar peleas y provocar problemas».

Desde el brote de coronavirus en Wuhan a fines de 2019, las autoridades chinas también han detenido a varios activistas y periodistas ciudadanos por informar de forma independiente sobre la pandemia. Mientras que algunos han sido liberados, otros permanecen detenidos o su estado no ha sido revelado al público, informó HRW.

MÁS NOTICIAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí